PASATIEMPOS PARA LA COHESIÓN FAMILIAR

(0 comentarios)

La estabilidad familiar es importante para que nuestros hogares sean sólidos espacios donde los miembros se sientan a gusto. Los pasatiempos son el mejor recurso para que los lazos se cohesionen y se mantenga la armonía entre padres e hijos, entre hermanos, entre cónyuges.

Estamos a puertas de terminar las vacaciones de verano. Pronto nuestros hijos regresarán al colegio y otro año más habrá empezado. Nos preguntamos: ¿Cuánto debo esperar para volver a salir con ellos? ¿Cuándo es el feriado largo? ¿Cuándo cae  Semana Santa?

El tiempo en familia no solo lo aprovechamos durante un viaje o en las vacaciones. Tenemos el mejor recurso para estrechar los

lazos familiares a través de los pasatiempos. Les presentamos algunas alternativas:

Compartir los alimentos todos los días: Es cierto que en la actualidad estamos corriendo de aquí para allá, pero debemos cordar con nuestra familia sentarnos a cenar todos los días. El fin de semana es una gran oportunidad para compartir el tiempo durante el desayuno y el almuerzo. Hagamos que estos encuentros sean amenos y divertidos. Procuremos no tratar temas relacionados a problemas en el colegio o el trabajo o cualquier tema que altere la armonía familiar. Por todos los medios evitemos que la TV esté prendida.

Organizar reuniones familiares: Siempre hay un buen pretexto para reunir a toda la familia. Puede ser  que estrenemos la nueva parrilla, la nueva TV, que hayamos remodelado parte de la casa o que tengamos un logro que compartir. No esperemos solo a los cumpleaños o las bodas para vernos. También se puede aprovechar para organizar reuniones con las familias de los amigos de nuestros hijos.

Salir de paseo o de vacaciones: A veces contamos con feriados largos, las vacaciones del colegio después de cada bimestre o trimestre, las de medio año. Procuren coincidir alguna de esas fechas con sus hijos para realizar viajes cortos (si no puedes alejarte mucho del trabajo) o viajes más largo cuando dispongas del tiempo. No hay nada mejor que pasar un tiempo fuera de nuestra ciudad.

Tiempo para chicas y para chicos: A medida que nuestros hijos crecen debemos pasar más tiempo exclusivo con ellos. Póngase las pilas y vaya a realizar compras con su hija, ir a la peluquería, pasear, comprar música, revistas o libros. En el caso de los chicos, no hay como una sana competencia deportiva o una con los videos juegos, salir a correr, ir al gimnasio, etc. Estos espacios promueven la identificación y confianza.

Practicar deportes: Hay familias completas dedicadas al deporte. Están los surfistas, los futbolistas, los basquetbolistas, los nadadores, etc. El deporte no es solo bueno para la salud, sino nos enseña reglas de convivencia, espíritu de esfuerzo y sobre todo estrechar lazos afectivos entre los miembros de la familia.

 

Quedarse en casa viendo una película o compartiendo juegos: Tenemos muchos padres que prefieren quedarse en casa los fines de semana para descansar después de una semana estresante. Hagamos que esta estancia entre cuatro paredes sea la más divertida. Alquilemos una buena película, preparemos canchita o cualquier snacks y refrescos. También pueden optar por compartir un divertido juego de mesa. Recuerden que si se quedan en casa no es para que cada uno esté en su Smartphone o computadora. Debemos compartir en familia.

Visitar a la familia: Considero que es uno de mis pasatiempos favoritos. No hay nada mejor que realizar visitas rotativas (primera semana: casa de abuelos; segunda semana: casa de un tío; tercera semana: casa de los padrinos; cuarta semana: recibimos a la familia en nuestro hogar). Se organizan grandes almuerzos o lonches, después viene una interesante y divertida sobremesa.

Preparar postres para el lonche: Como broche de oro, un pasatiempo familiar para los más peques o los futuros chef de la casa. A los chicos les encanta pasarla bien cerniendo la harina, moviendo la masa, amasando, cortando galletas o decorando pasteles.

 ¡¡¡SÉ QUE ESTAS ALTERNATIVAS HARÁN MÁS FELICES SUS DÍAS!!!

Mg. Ana Isabel Aldazábal C.

Psicóloga 

Comentarios

No existen comentarios

Nuevo comentario