¿Cómo prevenir los trastornos alimenticios en la adolescencia?

(0 comentarios)

Hoy en día hemos comprendido que los Trastornos de Alimentación (Anorexia, bulimia, Vigorexia, Dieta Yo – yo, entre otras.)  son un problema de creciente importancia. En el Instituto de Salud Mental,  las adolescentes representan un 90% de  los casos atendidos y en investigaciones realizadas por universidades  “de un total de 2141 adolescentes entre 13 y 19 años, casi un 17% presenta uno o más trastornos alimentarios y un 15% está en situación de riesgo”.  Estos trastornos se caracterizan por una alimentación perturbada así como por una alteración de la percepción de la forma y peso corporal de la persona, que llevan a tener hábitos alimentarios anormales que ponen en riesgo el bienestar y la vida.

En el caso de las adolescentes, son la población más vulnerable pues están construyendo su identidad, su rol en la vida, pero aún no poseen criterios, valores  y la seguridad en sí mismas que les permita escapar a la presión de la sociedad, la moda y los medios de comunicación que presentan la imagen de un cuerpo delgado y esbelto como sinónimo de belleza y éxito.  Este y otros factores como la baja autoestima, la falta de control de sus vidas, el sentirse incapaces o ineptas, sin éxito, inconformes con su cuerpo por no aceptarse, con poca capacidad para expresar emociones y sentimientos, con historias de maltrato por su talla o peso, con familias sobreprotectoras, inflexibles, con pobre comunicación o con ideas sobrevaloradas de la belleza física, son el caldo de cultivo para este tipo de enfermedades.

Ante esta realidad es de vital importancia una detección temprana en las familias, en los colegios, en la vida misma, o con profesionales especializados, para que no pase desapercibidas las causas y los síntomas que pueden aniquilar al cuerpo y desencadenar  problemas físicos como anemia, palpitaciones, pérdida del cabello y masa ósea, caries, esofagitis e interrupción de la menstruación. Hay que tener en cuenta que las personas con el trastorno de comer compulsivamente pueden desarrollar presión arterial elevada, diabetes y otros problemas como la obesidad. Como profesionales de la salud preocupados por el bienestar de sus hijos, recomendamos lo siguiente:

  • Antes de iniciar una dieta o cambio en la alimentación consultar con un especialista; sobre todo si se está en fase de crecimiento.
  • Acudir al médico en cuanto se empiece a detectar una pérdida desproporcionada de peso.
  • Comer sano, puedes ayudarte con el Plato del Buen Comer, es el patrón de la buena alimentación y lo debemos utilizar en cada una de las cinco comidas diarias.
  • Hacer ejercicio de forma adecuada, ya que permite al cuerpo mantenerse en el peso que necesita.
  • Aprender a gustarse tal y como somos, esto nos ayudará a aceptar nuestro "peso natural" y fomentar una buena autoestima personal.
  • Confiar en la capacidad para tomar decisiones por ti misma evitando las presiones del medio, la moda, la publicidad u otros medios de comunicación social.
  • Si piensas que en tu familia, entre tus amigos o en tu entorno próximo hay una persona que pueda estar afectada por un trastorno de este tipo, adopta una actitud decidida, háblalo con ella y con las personas de su confianza. Busca ayuda profesional.
  • Tener en cuenta que la incidencia de estos trastornos de alimentación no distinguen niveles socioeconómicos.
  • Una vez que el profesional ha identificado el problema, desarrollar un plan de tratamiento y ayudar a reemplazar pensamientos y conductas destructivas por otros más positivos.
  • Para garantizar una recuperación duradera, los psicólogos y pacientes deben trabajar juntos para explorar los problemas psicológicos subyacentes al trastorno de la alimentación. La psicoterapia puede ser necesaria para concentrarse en mejorar las relaciones personales del paciente y puede involucrar ayudarlo a ir más allá del hecho o situación que desencadenó el trastorno en primer lugar. La terapia de grupo también puede resultar útil.

 

Lic. Miguel Angel Abanto Quispe.

Psicólogo Educativo

 

Comentarios

No existen comentarios

Nuevo comentario