¿Cómo fortalecer la autoestima infantil?

(0 comentarios)

Los niños necesitan amor, motivación, comunicación y reglas positivas y de refuerzo para sentirse bien, aceptado, y tener una buena autoestima. ¿Cómo fortalecer la autoestima de los niños? En este vídeo conocerás algunas estrategias y habilidades sociales para que los padres las ejerciten con sus hijos y les hagan sentirse más valorados y aceptados.

Cómo identificar la baja autoestima de un niño

¿Cómo saber si un niño tiene una baja autoestima? Para identificar un problema de baja autoestima en los niños hay que estar atentos a lo que se llama "los gritos silenciosos". Los niños no son capaces de verbalizar sus emociones diciendo "me siento mal o me está pasando esto". Hay unos indicadores que nos pueden dar las pistas. Habitualmente, los niños siempre quieren decirnos lo bien que hacen las cosas y cuando un niño tiene problemas de baja autoestima no suele hablar de sí mismo o si habla, habla mal diciendo "yo no valgo para esto o todo me sale mal". Estos niños suelen atribuir el éxito a factores externos y el fracaso a valores internos. A veces, se muestran impulsivos, tienen muy poca tolerancia a la frustración.

Otros son agresivos, incordian a los demás, les pinchan porque son inhábiles socialmente y están canalizando su frustración haciendo el mal ajeno. Estos niños no sólo hablan mal de sí mismos, sino que se apartan y no participan ni dan su opinión en el grupo porque piensan que no pueden influir en su entorno, entonces no proponen cosas o juegos. Suelen aislarse y se desplazan, evitan la comunicación y obtienen un rechazo por parte de los demás. Cuando todos estos indicadores perduran en el tiempo, hay que pensar que nuestro hijo tiene un problema y es cuando se debe pedir ayuda.

Causas de la baja autoestima de los niños

Hay muchos padres que exigen demasiado a los hijos y muchos hijos que, no consiguiendo contestar a las expectativas de sus padres, acaban frustrándose. Este caso comprende algunas situaciones que explican el por qué algunos niños poseen una baja autoestima. Aparte de esta situación, también hay padres que no aceptan a sus hijos, otros que se olvidan de un hijo porque ha tenido un segundo o un tercero hijo, y otros padres aún que presentan un rechazo inconsciente a sus hijos.

A los niños hay que quererlos simplemente por el hecho de ser, aunque tenga capacidades y habilidades muy diferentes de las esperadas por sus padres. La clave reside en encontrar el equilibrio entre los refuerzos positivos, que deben ser sinceros, al tiempo que se les pone límites a los niños. Se les dice "no" y se les felicita por sus buenas acciones.

Comentarios

No existen comentarios

Nuevo comentario